tiempo contactos camaras solicitudes

A Moverse
Escrito por Prof. Alberto Quirantes   

El movimiento es esencial en el cuidado de la salud, prolonga la vida y propicia un mayor bienestar general...


Por movimiento se entiende un cambio de ubicación en el espacio, en relación con el transcurso del tiempo, y la salud guarda estrecha relación con el movimiento.

Un día tiene mil 440 minutos y basta con dedicar tan solo 30 a proteger la salud mediante el movimiento.
No hay duda, el ejercicio, movimiento activo, es esencial en el cuidado de la salud, prolonga la vida y propicia un mayor bienestar general.

Además, ayuda a conservar un peso adecuado y previene muchas enfermedades como la diabetes tipo 2, el cáncer y los problemas cardiovasculares.

Quienes aspiren a una buena salud deben dedicar como mínimo media hora diaria, por lo menos cinco días en la semana, a realizar actividades físicas como caminar a buen paso, bailar, nadar, montar bicicleta, realizar ejercicios de estiramientos o levantar pesas.

Lo esencial para cada uno es encontrar el ejercicio adecuado y que además le motive porque le resulte divertido y le haga sentirse a gusto, al hacerlo con su pareja, con un grupo de amigos, en un gimnasio, en la playa o mediante el baile.

Siempre el comienzo debe ser progresivo para quienes han estado inactivos durante un tiempo.


Vivir activamente
Incluso cortos períodos de ejercicios a lo largo del día, como subir escaleras con frecuencia o limpiar el jardín, pueden ser tan efectivos como las sesiones en un gimnasio.

Un estudio entre más de seis mil personas con estilos de vida activos, realizado por la estadounidense Universidad Estatal de Oregon y publicado en la revista American Journal of Health Promotion, demostró que esa manera de vivir es tan efectiva como el ejercicio programado en un gimnasio, en relación con la prevención de enfermedades como la hipertensión arterial, la enfermedad coronaria o la diabetes tipo dos.

Por lo tanto, en lugar de mantenerse sentado o acostado, resulta recomendable caminar mientras se habla por teléfono; en el trabajo, mover también los pies en lugar de usar el intercomunicador, la silla de rueditas o el ascensor; dejar a un lado el mando a distancia del televisor o el video...

Se trata, en fin, de buscar cualquier oportunidad para mantenernos activos a lo largo del día y hacer del movimiento un modo de vida, pues la naturaleza nos ha diseñado para eso, para movernos.

Muchas personas dicen que no pueden hacer suficiente ejercicio por falta de tiempo, sin embargo, basta incorporar mayor movimiento en las actividades diarias para obtener beneficios para la salud. Esa es una manera natural de hacer ejercicios: andar, moverse un poco más.


Tomado de Cubahora.cu

MSc. Dr. Alberto Quirantes Hernández
Master en Ciencias y Profesor Consultante
Jefe del Servicio de Endocrinología
Hospital Docente “Dr. Salvador Allende”
La Habana – Cuba
E. mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Mas info.
Prof. Alberto Quirantes