tiempo contactos camaras solicitudes

Las mejores meriendas escolares
Escrito por Prof. Alberto Quirantes   

El refrigerio colegial es la ocasión propicia para que los padres ofrezcan calidad en la nutrición de sus hijos...

La merienda escolar es una pausa necesaria en la dura jornada estudiantil. Pero también es un momento donde los padres lo podrán aprovechar para ofrecer calidad en la nutrición de sus hijos.

Este refrigerio colegial también es la ocasión para iniciar a nuestros menores en las mejores costumbres higiénicas e inculcarles reglas de urbanidad de tanto beneficio para el futuro del pequeño.

 

LA MEJOR NUTRICIÓN

Estos tentempiés pueden confeccionarse con variadas frutas, más apetitosas cuando son rociadas con un poquito de miel. O preparar variadas ensaladas de vegetales, bien picaditas, y añadirle una pequeña cantidad de mayonesa o de mojito criollo.

La mochila pudiera incluir algo de proteínas, como son rodajas de huevo duro, una lasca de queso o cualquier otro alimento proteico al alcance de la mano dentro de un pan integral.

Los niños deben beber abundante agua, llevada en congelación en un pomo plástico y siempre hervida. Puede acompañarse de leche preferentemente descremada, licuado de frutas, limonada o yogur congelados.

Por todos los medios se deben evitar el consumo de cantidades excesivas de azúcar, grasas o sal. Y eliminar, en lo posible, los comestibles chatarra como helados, dulces, alimentos callejeros, o refrescos enlatados o en sobrecitos. De esta manera también se previene la obesidad infantil.

 

MERIENDAS PARA GANAR

Cuando los padres utilizan la mayor variedad posible de alimentos saludables aportan la energía necesitada por el niño para desarrollar sus labores escolares habituales. Se les ayudará a crecer como debiera y posiblemente impedirá que adquieran determinadas enfermedades.

Calidad de la merienda no significa monotonía, pues siempre se utilizará la mayor variedad de opciones. Es una manera adecuada de satisfacer el hambre del menor y aportarle muchos de los nutrientes necesitados por su cuerpo en crecimiento a través de atractivos y sabrosos alimentos.

Por eso es muy importante prestarle atención a las cantidades de vitaminas, minerales, calcio, fibra vegetal y proteínas incorporadas al diario piscolabis infantil.

Una merienda con alimentos nutritivos mantiene elevado el nivel de energía del escolar, su mente alerta y a los padres no les roba demasiado tiempo o sacrificios de cualquier otra índole. Porque confeccionar meriendas saludables solamente significa hacer compras inteligentes.

 

TAMBIÉN LA HIGIENE

Mantener la higiene en la confección de estos sencillos alimentos ayuda a proteger a los niños de las enfermedades transmitidas por la comida.

Los recipientes para las meriendas llevados por los niños en sus mochilas escolares deben ser lavados escrupulosamente todos los días.

Si el pequeño utiliza un merendero, en su interior se puede colocar un pequeño paquete con hielo o una cajita de jugo congelada para mantener una temperatura apropiada.

Los menores deben llevar servilletas de papel y un adecuado pedazo de hule limpio donde colocar sus alimentos.

Ellos habitualmente los consumen con las manos. Por eso no puede olvidarse una jabonera con el correspondiente jabón o un gel antiséptico y una toallita limpia para higienizar sus manos antes de tocar los alimentos.


SIN OLVIDAR LOS BUENOS MODALES

El consumo de las meriendas escolares es un buen momento para enseñar a los niños las mejores reglas de urbanidad. Se les debe indicar la masticación con la boca cerrada y sin intentar hablar al mismo tiempo.

La servilleta de papel o el hule se debe colocar encima de las piernas o de las mesas. Si los utiliza, se les debe enseñar a utilizar correctamente los cubiertos. El niño debe aprender a comer con educación y jamás burlarse o criticar la comida de los demás.

La costumbre de una merienda escolar saludable e higiénica, consumida por un niño educado, es uno de nuestros mejores legados a nuestra descendencia.

Tomado de www.cubahora.cu

 

MSc. Dr. Alberto Quirantes Hernández
Master en Ciencias y Profesor Consultante
Jefe del Servicio de Endocrinología
Hospital Docente “Dr. Salvador Allende”
La Habana – Cuba
E. mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Mas info.
Prof. Alberto Quirantes