tiempo contactos camaras solicitudes

Felicidad, longevidad y estrés
Escrito por Prof. Alberto Quirantes   

Disfrutar de la vida contribuye de manera importante a una tercera edad más sana..

La gente feliz es más sana y al mismo tiempo las personas sanas son generalmente más felices.

Los adultos mayores más felices presentan una mayor movilidad en relación a sus iguales más tristes

El entusiasmo vital favorece la actividad física y mental.

Disfrutar de la vida contribuye de manera importante a una tercera edad más sana y activa favoreciendo la longevidad.

Se demuestra

Fue realizada una investigación en el Instituto de Epidemiología y Atención de la Salud del Colegio Universitario de Londres y publicada en la revista de la Asociación Médica Canadiense en donde se les dio seguimiento a casi 3,200 hombres y mujeres a partir de los 60 años de edad en Inglaterra durante 8 años.

A todos ellos se les realizó una encuesta diseñada para evaluar sus niveles de bienestar. Se les preguntó en relación a si disfrutaban de las cosas que hacían, de estar en compañía de otras personas y si se sentían llenos de energía

También respondieron sobre su capacidad de realizar las actividades físicas de todos los días como bañarse y vestirse y cuan rápidamente caminaban.

Resultados

Durante todo el tiempo del estudio, menos del 4 por ciento de quienes más disfrutaban de la vida presentaron algún problema en el manejo de las actividades físicas cotidianas o una más lenta disminución de la velocidad al caminar.

Pero esa cifra aumentó al 17 por ciento entre quienes reflejaron el menor disfrute según los resultados de la encuesta.

Entre las personas mayores, quienes más disfrutan de la vida tienen menos probabilidades de fallecer en los cinco a ocho años siguientes en relación a quienes la aprovechan menos.

Los efectos físicos de la felicidad

Las personas más sanas son más felices, tienen más energía  y viceversa.

Las mayores posibilidades económicas y observar los mejores estilos de vida solo explican la mitad de la relación existente entre el disfrute de la vida y las actividades cotidianas.

El resto se explica por la simple razón de tener menos estrés en la vida diaria y potencialmente más felicidad.

Es una contribución importante a una mejor salud al proteger al cuerpo de los  efectos tan nocivos de las hormonas del estrés, fundamentalmente en los casos de estrés crónico.

Un consejo simpre oportuno

Existen variadas y efectivas maneras de combatir los estados angustiosos o depresivos, sobre todo si tienden a hacerse dañinamente persistentes.

Entre otras cosas, debemos analizar y adoptar los aspectos positivos de la vida y las experiencias de las personas felices.

Como existe una  estrecha relación entre la salud física, la felicidad y la satisfacción vital, no queda otra alternativa de un cambio, solo o con ayuda, hacia los más apacibles estados mentales de alegría y de placer por la vida.

http://www.cubahora.cu/blogs/consultas-medicas/felicidad-longevidad-y-estres 

MSc. Dr. Alberto Quirantes Hernández
Master en Ciencias y Profesor Consultante
Jefe del Servicio de Endocrinología
Hospital Docente “Dr. Salvador Allende”
La Habana – Cuba
E. mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Mas info.
Prof. Alberto Quirantes