tiempo contactos camaras solicitudes

Articulos de opinión
Dieta Mediterránea y función pulmonar
La dieta mediterránea consiste en una alimentación basada en frutas frescas, vegetales y cereales integrales, aceite de oliva, preferentemente el extravirgen, así como pescado y aves de corral.
Por otra parte conlleva a un bajo consumo de productos lácteos, carnes rojas y procesadas, dulces y alimentos refinados.
En una investigación realizada por la Universidad de Larissa, en Grecia y presentada en el Congreso de la Sociedad Europea de Respiración celebrado en Barcelona, se demuestra como la dieta mediterránea mejora marcadamente la función pulmonar en pacientes aquejados de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) gracias a los antioxidantes contenidos en las frutas y las verduras.
 
ENFERMEDAD LIMITANTE
Esta enfermedad se debe a la obstrucción o limitación crónica pulmonar de manera poco reversible.
 
Se diagnostica hasta en un 50% de fumadores y ex fumadores como consecuencia de una exposición mantenida al humo del tabaco.
Sus manifestaciones más típicas son la falta de aire a veces hasta a los pequeños esfuerzos, aumento de la tos y de la expectoración con cambio del color de los esputos.
La afectación de la corriente del aire inhalado puede avanzar durante años y muchas veces no es detectada.
 
DIETA MEDITERRÁNEA EN LOS FUMADORES
En la investigación fueron comprendidos 120 pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica con diferentes grados del padecimiento.
Fueron divididos en dos grupos. A uno de ellos se le orientó mantener una alimentación basada en los principios de la dieta mediterránea además de cumplir con el tratamiento indicado.
El otro grupo solo cumplió con su tratamiento y no se orientó en ellos ningún tipo de alimentación específico.
A los tres años de la primera consulta fueron evaluados nuevamente. Quienes mantuvieron su alimentación basada en la dieta mediterránea presentaron una mejoría de más del 14% de su función pulmonar.
 
LOS RESULTADOS
Esta investigación indica como la dieta mediterránea actúa favorablemente sobre la salud de los pulmones y la función respiratoria, aunque ya eran conocido sus efectos beneficiosos en el cuerpo humano más allá del sistema con el cual respiramos.
Los alimentos comprendidos en la dieta mediterránea como son las frutas y las verduras contienen elevadas cantidades de antioxidantes así como también vitamina C, E y beta-caroteno, protectores de los pulmones de la oxidación causada por el tabaco y la contaminación ambiental.
Estos elementos nutricionales también poseen propiedades antiinflamatorias, transformando los desechos tóxicos del oxígeno inspirado en formas menos agresivas.
 
EL CONTENIDO
En los alimentos de la dieta mediterránea, entre otros, abunda la vitamina A en las verduras rojas como el tomate, la remolacha o la zanahoria; las vitaminas del complejo B presentes en los de hoja y la C predominante en las frutas cítricas.
La dieta mediterránea también es rica en minerales, entre ellos el magnesio, facilitador de la dilatación bronquial.
 
PROTECCIÓN ADICIONAL
La dieta mediterránea también ha demostrado sus virtudes como protectora del sistema cardiovascular e inmunológico por solo citar algunos ejemplos.
A diferencia de la dieta occidental, rica en azúcares, grasas, alimentos refinados así como carnes rojas y procesadas, todos ellos factores agresivos para la salud y favorecedores de la obesidad, la dieta mediterránea ha demostrado su eficacia en la prevención y mejoría de la salud de los seres humanos.



MSc. Dr. Alberto Quirantes Hernández
Master en Ciencias y Profesor Consultante
Jefe del Servicio de Endocrinología
Hospital Docente “Dr. Salvador Allende”
La Habana – Cuba
E. mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Mas info.
Prof. Alberto Quirantes
 
La Hipertensión arterial

Una persona se considera hipertensa cuando su tensión arterial sistólica es igual o superior a 140 y la diastólica igual o superior a 90 milímetros de mercurio (mms/Hg) respectivamente...

 

Hipertensión arterial

 

Una persona se considera hipertensa cuando su tensión arterial sistólica es igual o superior a 140 y la diastólica igual o superior a 90 milímetros de mercurio (mms/Hg) respectivamente, tomando como base la observación con el equipo médico llamado esfigmomanómetro.

La tensión arterial normal se encuentra entre los valores de 120 para la sistólica y de 80 o menos para la diastólica.

La hipertensión arterial afecta a una de cada tres personas en el mundo, proporción que aumenta a más del 40 por ciento después de los 50 años de edad.

Esta dolencia, responsable de nueve millones de muertes anuales en el mundo —la mitad por infartos cardíacos y accidentes cerebrovasculares— es capaz de producir además insuficiencia renal, pérdida de la visión, hemorragias y disfunción cerebral.

En Cuba tiene una elevada prevalencia, pues afecta al 33 por ciento de la población adulta y es la razón principal de las consultas en los cuerpos de guardia médica de todo el país.

El Día Mundial de la Salud, que se celebra cada 7 de abril para recordar la creación en 1948 de la Organización Mundial de la Salud (OMS), estuvo dedicado este año a la hipertensión arterial.


PREHIPERTENSIÓN ARTERIAL
También es peligrosa la prehipertensión arterial, que tiene lugar cuando las cifras de la tensión arterial se encuentran de 120 a 139, la máxima, y de 80 a 89 mms/Hg, la mínima. Es un alerta, pues puede elevarse a niveles peligrosos y desde ese momento ya se deben tomar medidas para regresarla a cifras normales.

La buena noticia es que puede ser prevenida o controlada. Para la gran mayoría de quienes la padecen, y por lo tanto están expuestos a riesgo, es suficiente como solución adoptar estilos de vida saludables.

Muchas personas no saben de su hipertensión arterial porque esta no siempre produce síntomas. El 80 por ciento de los infartos cardíacos o accidentes cerebrovasculares prematuros y derivados de la hipertensión arterial pueden ser prevenidos controlando esta y los demás factores de riesgo.

El diagnóstico precoz es esencial y para ello debe conocerse la tensión arterial tomándola periódicamente.


ES MEJOR PREVENIR
El riesgo de padecer hipertensión puede reducirse consumiendo menos sal y con una dieta equilibrada; manteniendo el peso adecuado, evitando el consumo de alcohol, eliminando el tabaco y las drogas, y haciendo ejercicio regularmente.

La industria puede contribuir a resolver el problema reduciendo la sal en los alimentos procesados.

En la consulta médica los riesgos cardiovasculares se controlan verificando, entre otros aspectos, la tensión arterial, así como los niveles de glicemia y de colesterol, y manteniéndolos dentro de límites normales.

Muchas personas controlan la tensión arterial solamente mejorando sus estilos de vida. Otras necesitan medicamentos.


El control de la tensión arterial es un elemento básico de la atención primaria de salud de todos los países y debe formar parte de los esfuerzos encaminados a reducir la carga personal, familiar, social y económica que originan las enfermedades no transmisibles.


Tomado de Cubahora.cu

MSc. Dr. Alberto Quirantes Hernández
Master en Ciencias y Profesor Consultante
Jefe del Servicio de Endocrinología
Hospital Docente “Dr. Salvador Allende”
La Habana – Cuba
E. mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Mas info.
Prof. Alberto Quirantes
 
A Moverse

El movimiento es esencial en el cuidado de la salud, prolonga la vida y propicia un mayor bienestar general...


Por movimiento se entiende un cambio de ubicación en el espacio, en relación con el transcurso del tiempo, y la salud guarda estrecha relación con el movimiento.

Un día tiene mil 440 minutos y basta con dedicar tan solo 30 a proteger la salud mediante el movimiento.
No hay duda, el ejercicio, movimiento activo, es esencial en el cuidado de la salud, prolonga la vida y propicia un mayor bienestar general.

Además, ayuda a conservar un peso adecuado y previene muchas enfermedades como la diabetes tipo 2, el cáncer y los problemas cardiovasculares.

Quienes aspiren a una buena salud deben dedicar como mínimo media hora diaria, por lo menos cinco días en la semana, a realizar actividades físicas como caminar a buen paso, bailar, nadar, montar bicicleta, realizar ejercicios de estiramientos o levantar pesas.

Lo esencial para cada uno es encontrar el ejercicio adecuado y que además le motive porque le resulte divertido y le haga sentirse a gusto, al hacerlo con su pareja, con un grupo de amigos, en un gimnasio, en la playa o mediante el baile.

Siempre el comienzo debe ser progresivo para quienes han estado inactivos durante un tiempo.


Vivir activamente
Incluso cortos períodos de ejercicios a lo largo del día, como subir escaleras con frecuencia o limpiar el jardín, pueden ser tan efectivos como las sesiones en un gimnasio.

Un estudio entre más de seis mil personas con estilos de vida activos, realizado por la estadounidense Universidad Estatal de Oregon y publicado en la revista American Journal of Health Promotion, demostró que esa manera de vivir es tan efectiva como el ejercicio programado en un gimnasio, en relación con la prevención de enfermedades como la hipertensión arterial, la enfermedad coronaria o la diabetes tipo dos.

Por lo tanto, en lugar de mantenerse sentado o acostado, resulta recomendable caminar mientras se habla por teléfono; en el trabajo, mover también los pies en lugar de usar el intercomunicador, la silla de rueditas o el ascensor; dejar a un lado el mando a distancia del televisor o el video...

Se trata, en fin, de buscar cualquier oportunidad para mantenernos activos a lo largo del día y hacer del movimiento un modo de vida, pues la naturaleza nos ha diseñado para eso, para movernos.

Muchas personas dicen que no pueden hacer suficiente ejercicio por falta de tiempo, sin embargo, basta incorporar mayor movimiento en las actividades diarias para obtener beneficios para la salud. Esa es una manera natural de hacer ejercicios: andar, moverse un poco más.


Tomado de Cubahora.cu

MSc. Dr. Alberto Quirantes Hernández
Master en Ciencias y Profesor Consultante
Jefe del Servicio de Endocrinología
Hospital Docente “Dr. Salvador Allende”
La Habana – Cuba
E. mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Mas info.
Prof. Alberto Quirantes
 
Fibra vegetal alimentaria
Fibra vegetal alimentaria para el control del peso corporal
Para la prevención de los divertículos del colon y el cáncer a este nivel y el recto se deben ingerir de 30 a 35 gramos de fibra dietética a lo largo de cada día.
 
 
Las legumbres son una de las mejores fuentes de fibra dietética. (Foto: Getty Images) 

La fibra vegetal llamada dietética o alimentaria forma parte de la estructura de las plantas y por lo tanto, se encuentra en la totalidad de los alimentos de ellas provenientes como son las verduras, las frutas, los cereales y las legumbres.
En realidad no es un nutriente. No se absorbe, pues el aparato digestivo no dispone de las enzimas para tales fines y no participa directamente en los procesos metabólicos básicos del organismo.
No obstante, desempeña funciones fisiológicas sumamente importantes. Las enzimas de la flora bacteriana las fermentan parcialmente y la descomponen en diversos compuestos químicos.
Como recomendación nutricional actualmente aceptada, se deben ingerir de 30 a 35 gramos de fibra dietética a lo largo de cada día, acompañado de un consumo adecuado y generoso de agua, jugando un importante papel en la prevención de los divertículos del colon y el cáncer a este nivel y el recto.
 
LOS DOS GRUPOS
Según sus efectos, en el organismo humano se dividen en dos grupos principales: la fibra insoluble y la soluble.
La fibra total consumida debe provenir de diferentes productos alimentarios manteniendo una proporción de 3 a 1 entre la insoluble y la soluble.
La primera de ellas, la insoluble, retiene poca agua debido a su composición. Se fermentan de manera limitada, pues resisten la acción de las bacterias intestinales.
Sus efectos principales son los de actuar como un cepillo limpiador de las paredes intestinales eliminando y desprendiendo los desechos pegados a ellas, incrementa el volumen de las heces y disminuye su consistencia aumentando la rapidez de su tránsito en el tubo digestivo. 
Cuando es ingerida diariamente facilita las deposiciones y previene el estreñimiento. Su presencia predomina en alimentos como el salvado de trigo, los granos enteros, diferentes verduras y los cereales integrales.
Por el contrario, la fibra soluble asimila mucha agua y forma un compuesto viscoso, pues con facilidad es fermentada por los microorganismos intestinales favoreciendo la creación de la flora bacteriana. También aumenta el volumen de las heces y las hace menos consistentes.
 
CONTROLANDO LA OBESIDAD
Además de captar agua, la fibra soluble disminuye la absorción de las grasas y los azúcares contenidos en los alimentos, contribuyendo a normalizar los niveles del colesterol y de la glucosa sanguínea. Pues, tanto los carbohidratos simples como el azúcar y así también las grasas, pueden retrasar y disminuir su absorción al ser simplemente atrapadas entre las redes que generan de forma natural estas fibras. 
Las sales biliares, elemento favorecedor de la absorción intestinal de las grasas, también quedan adheridas a la fibra vegetal. Y tal como sucede con azúcares y lípidos, son eliminadas en las heces fecales. 
La resultante es una evidente disminución de la absorción de las calorías contenidas en los azúcares y las grasas, favoreciendo la reducción progresiva del peso corporal. La fibra soluble predomina en las legumbres, en los cereales integrales y en algunas frutas.
 
UN RESUMEN PARA BAJAR DE PESO
Es recomendable una alimentación saludable, con cantidades apropiadas de fibra vegetal alimentaria. Son un baluarte en el tratamiento y prevención de la obesidad debido a cuatro razones fundamentales:
1- La fibra vegetal retiene o secuestra una importante cantidad de los carbohidratos simples como el azúcar, además de las grasas contenidas en los alimentos ingeridos, disminuyendo su absorción y por ende las calorías existentes en ellos. Por lo tanto, también resulta muy útil en el control de la diabetes mellitus y de los niveles elevados del colesterol sanguíneo.
2- Las dietas ricas en fibra garantizan la ingestión de un satisfactorio volumen de comidas, pero con muchas menos calorías y el aporte de una mayor cantidad de elementos nutritivos como vitaminas, minerales y antioxidantes.
3- Producen rápidamente y durante más tiempo una agradable sensación de saciedad.
4- A la larga se ingieren menores volúmenes de comida debido a lo prolongado del tiempo de su masticación. 
Por lo tanto, si de mantener un peso saludable se trata, no cabe duda de la necesidad de ingerir suficiente cantidad de fibra vegetal alimentaria.
 

MSc. Dr. Alberto Quirantes Hernández
Master en Ciencias y Profesor Consultante
Jefe del Servicio de Endocrinología
Hospital Docente “Dr. Salvador Allende”
La Habana – Cuba
E. mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Mas info.
Prof. Alberto Quirantes
 
La Creatividad

Gracias a la creatividad se generan originales soluciones derivadas de nuevas ideas y conceptos. O también mediante novedosas asociaciones entre ideas o conceptos ya conocidos.

Por eso a  la creatividad también se le conoce con los nombres de inventiva, pensamiento original o creativo e ingenio.
Puede definirse como el acto de inventar algo nuevo o de hallar soluciones originales a problemas conocidos mediante la intuición o combinando de forma novedosa ideas diferentes de variados conocimientos.
Con ello el mundo se transforma y modifica pues la cualidad creativa, nacida de la imaginación,  se valora por el resultado final.
La creatividad comprende la combinación de diversos procesos mentales aun no completamente identificados por la fisiología. Aunque el lóbulo frontal del cerebro parece ser  la parte del córtex más importante para la creatividad.

 

LA PERSONALIDAD DE LOS CREATIVOS
La diferencia entre individuos altamente creativos y los no creativos no reside en la inteligencia tal como la conocemos.
No es raro ser altamente creativo y tener una inteligencia normal, o poseer una gran inteligencia y carecer de capacidad creativa.
Si embargo, los primeros se diferencian del resto  por los rasgos de su personalidad.
Aunque existen excepciones, las personas creativas están necesitadas de prolongados períodos de soledad y dedican poco tiempo a los asuntos superficiales de la vida diaria y no son asiduos a  frecuentes actividades sociales.
Son extremadamente intuitivos y se inclinan a considerar como “cortas” a la mayoría de las personas, mostrando determinada tendencia de dominio sobre los demás y no son proclives a las relaciones humanas en grado de igualdad.
Habitualmente se encuentran relativamente distantes de prejuicios y convencionalismos y poco les interesa la opinión ajena sobre su persona.
En lo relativo a su especialización o conocimiento no consideran o respetan en demasía las tradiciones y reglas previamente establecidas pues priorizan la confianza en sus propios juicios.
Poseen una elevada sensibilidad y son más conscientes de si mismos y de su valía, considerando sus intuiciones muy por encima a como lo hacen  las personas comunes.

 

LOS GRUPOS CREATIVOS
Entre las personas creativas se diferencian dos grupos diferentes, artísticos y científicos.
Ambos comparten las características fundamentales. Sin embargo, los artistas creativos expresan más su inconformidad tanto en su vida diaria como en las labores de su trabajo en relación a los científicos creativos, pues en este grupo los anticonvencionales son relativamente raros.  
Pero entre uno y otro, artistas y científicos propenden a tener más estabilidad emocional en relación a las personas comunes y corrientes.
Cuando esto no sucede así, la inestabilidad se refleja como depresión, ansiedad, recelo o excitación.

 

SUS CARACTERÍSTICAS PERSONALES
Todas las personas creativas tienen valor, entusiasmo y confianza en sí mismos con elevada capacidad intuitiva, fina percepción asociada a curiosidad intelectual, tenacidad, flexibilidad, elevada capacidad de asociación e imaginación,  criticismo adecuado, son sueltos y liberales pero profundos y necesitan sentirse queridos y protegidos.

En fin, pudiera decirse que el mundo cambia y evoluciona en gran medida gracias al empuje de  las personas creativas.

Tomado de www.notinet.icrt.cu

MSc. Dr. Alberto Quirantes Hernández
Master en Ciencias y Profesor Consultante
Jefe del Servicio de Endocrinología
Hospital Docente “Dr. Salvador Allende”
La Habana – Cuba
E. mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Mas info.
Prof. Alberto Quirantes
 
« InicioPrev12345PróximoFin »

Página 2 de 5